Cncer y cannabis. El riesgo del nuevo activismo de algunos famosos

Las palabras del marido de Olivia Newton-John exaltando su labor en la lucha contra el cncer desde la medicina vegetal han dado pie a hablar de este tipo de terapias sin cuestionar su validez. “Su inspiracin curativa y su experiencia pionera con la medicina vegetal continan con el Fondo de la Fundacin Olivia Newton-John, dedicado a la investigacin de la medicina vegetal y el cncer”, escribi John Easterling en un comunicado tras el fallecimiento de la actriz, el pasado 8 de agosto.

La protagonista de ‘Grease’ se apoy en productos derivados del cannabis y en una dieta vegana para tratar el cncer de mama con metstasis. Adems, se involucr en la plantacin e investigacin de la marihuana teraputica, un negocio con el que continan tanto su esposo como su hija, Chloe. No ha sido la nica defensora de su uso medicinal. El cofundador de Apple, Steve Jobs, recurri a la medicina vegetal para intentar curar su cncer, cosa que termin lamentando al final de su vida.

Otros nombres

Segn declar su bigrafo, Walter Isaacson, Jobs se arrepinti de haber rechazado la medicina convencional y la ciruga. En su lugar, opt por una combinacin de dieta vegana, hierbas y prcticas espirituales demorando nueve meses el comienzo del tratamiento que realmente le pudo haber salvado la vida. Cuando cambi de opinin, el cncer se haba expandido a los tejidos circundantes.

El actor Tommy Chong ha declarado que el aceite de cannabidiol (CBD) ha sido clave en la recuperacin de su cncer de prstata. Tambin la cantante de rock Melissa Etheridge lo us para calmar su ansiedad y recuperar el apetito durante el tratamiento con quimioterapia y ahora se ha convertido en activista poltica del cannabis.

El cannabidiol es una sustancia qumica que se encuentra en la marihuana y no contiene tetrahidrocannabiol (THC), el ingrediente psicoactivo que produce colocn. Se receta como medicamento anticonvulsivo, pero an se necesita ms investigacin para determinar otros beneficios y su seguridad.

La cantante Melissa Etheridge, activista a favor del cannabis.Gtres

En Espaa, el actor Dani Rovira ha reconocido que consumi THC para aliviar los efectos del tratamiento al que se someti durante seis meses para curar un linfoma de Hodgkin. El tetrahidrocannabinol fue, a pesar de sus efectos psicoactivos, su blsamo contra las nuseas, vmitos y dolores que le dejaban las sesiones de radioterapia y la quimioterapia.

La situacin en el mundo

El problema de este nuevo activismo impulsado por las celebridades y su pasin por lo natural, amparndose en su uso milenario, es que aboca a muchos pacientes a abandonar la medicina convencional y los recursos farmacolgicos avalados cientficamente para curar o frenar los tumores. Por eso, hay un inters creciente por estudiar seriamente y precisar la utilidad del cannabis medicinal en determinados supuestos mdicos. En algunos pases es legal para determinados usos mdicos y, en general, se estn liberalizando las leyes que lo regulan.

En nuestro pas, el Congreso ha avalado la regulacin del cannabis medicinal para cierto tipo de dolencias como el dolor oncolgico, algunas formas de epilepsia o la endometriosis, siempre con receta mdica y dispensacin farmacutica. Abre, adems, la puerta a otras indicaciones teraputicas “cuando los estudios aporten indicios consistentes”.

En cualquier caso, la prescripcin se realizar exclusivamente por profesionales sanitarios. El informe ‘Monografa. Cannabis 2022’, presentado recientemente por el Observatorio Espaol de las Drogas y las Adicciones, destaca que es la sustancia ilegal ms consumida por los espaoles tanto con fines recreativos como medicinales.

Qu se conoce de su potencial teraputico?

Un estudio piloto en la Universidad de Melbourne ha descubierto que el cannabidiol reduce casi a la mitad los sntomas de ansiedad crnica en jvenes, por lo que podra ser una opcin de tratamiento exitosa en casos de resistencia a otras terapias. En cuanto a su uso en la salud oncolgica, est ganando popularidad como remedio complementario en el control del dolor.

Las pacientes con cncer de mama citan ciertos beneficios, pero no existe investigacin concluyente ni evidencia de que el cannabis pueda curar el cncer. Podra ser eficaz para aliviar algunas molestias, la ansiedad, el estrs, el insomnio, los vmitos y nuseas u otros sntomas de la quimioterapia, si bien faltan ensayos a largo plazo que evalen los beneficios reales y la seguridad del tratamiento, segn un estudio publicado en la revista Frontiers in Pain Research.

Su autor principal, David Meiri, profesor del Instituto Tecnolgico Technion, de Israel, indica que un anlisis de los datos en pacientes tratados con cncer ha permitido comprobar que, despus de seis meses de tratamiento con cannabis medicinal, se redujo el uso de opioides y otros analgsicos para el dolor. En su opinin, se necesita dar continuidad a este tipo de estudios para precisar su nivel de eficacia.

En Estados Unidos la Administracin de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado dos medicamentos -nabilona y dronabinol- a base de cannabis para tratar los sntomas del cncer, pero advierte que no curan la enfermedad. En el caso de los nios, la American Academy of Pediatrics ni siquiera avala el uso de cannabis para el alivio de los sntomas en pacientes oncolgicos por desconocer su efecto en el desarrollo del encfalo.

Sin base cientfica

La eclosin de noticias y estudios sobre las sustancias que componen la planta, cmo afectan a nuestro cuerpo y cerebro y qu frmacos podran originarse a partir de esos compuestos podran llevar a algunas personas a la ingenua creencia de que estamos ante la cura milagrosa del cncer. Muchas informaciones son fraudulentas y otras sin el peso suficiente. Algunos hallazgos en laboratorio con animales despiertan mucho entusiasmo, pero no se han podido extrapolar a pacientes humanos.

Desde la Fundacin Canna, dedicada al estudio e investigacin de la planta del cannabis y sus principios activos y sus efectos sobre la mente y el cuerpo humanos, alertan, adems, del riesgo de entrar en contacto con sustancias no deseadas como toxinas, microorganismos y otros tipos de contaminantes, sobre todo “en un entorno en el que no se exige un nivel mnimo de seguridad o calidad para el cannabis o los productos derivados”.

Frente a la rapidez con la que se difunden ideas a las que se les da carcter de verdad irrefutable, los investigadores lamentan lo difcil que es pedir la calma que exige el mtodo cientfico basado en investigaciones profundas, controles y cotejos antes de llegar a una conclusin definitiva.

We wish to say thanks to the author of this article for this incredible web content

Cncer y cannabis. El riesgo del nuevo activismo de algunos famosos

Take a look at our social media profiles along with other related pageshttps://celebritynews.fuzzyskunk.com/related-pages/