El misterio de la herencia de Raffaella Carr un ao despus de su muerte

Actualizado

La cantante italiana falleci hace un ao a consecuencia de un cncer de pulmn y hay muchas preguntas sobre su legado.

Raffaella Carr en una imagen de 2019.GTRES

El pasado 5 de julio se cumpli un ao del fallecimiento de una de las artistas ms grandes que dio la msica en las ltimas dcadas. Raffaella Carr daba su ltimo suspiro de vida tras no poder vencer al cncer de pulmn contra el que llevaba tiempo luchando. Tuvo un adis con honores y merecido por haber sido una de las voces ms icnicas del siglo XX. Sin embargo, doce meses despus hay una gran pregunta encima de la mesa: Qu ha pasado con su herencia?

La artista era una mujer obsesionada con preservar su intimidad y no dar prcticamente informacin de puertas para afuera. Pero ya ha pasado el tiempo suficiente para ir despejando incgnitas y la prensa italiana ya se ha puesto manos a la obra. La mayora de las informaciones consultadas sostienen que seran Matteo y Federica Pelloni, su ltima pareja, Sergio Japino, y las hijas de su primer amor, Gianni Boncompagni, quienes se repartiran su legado. Sin olvidar las asociaciones benficas con las que la cantante colaboraba. Sin ir ms lejos, don un gimnasio de 160 metros cuadrados a una de ellas poco antes de su deceso.

Para saber ms

Para saber ms

Entre el jugoso patrimonio de Raffaella Carr destacaban tres casas, incluida su residencia habitual, en Roma, Vigna Clara, una mansin con jardn y tres plantas. Sergio Japino es uno de los principales beneficiarios. La italiana comparti con el coregrafo y director de televisin los ltimos 30 aos de su vida. l fue el encargado de comunicar la amarga noticia: “Raffaella nos ha dejado, nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarn para siempre”. De Carr habl como “un espejo en el que mirarte y con el que puedes saber dnde te equivocas y dnde ests. A veces, puedes encontrar luchas muy fuertes, pero de este choque puedes sacar cosas y salir adelante”.

Raffaella estaba muy apegada a sus sobrinos, sobre todo despus de que su hermano y padre de estos, Renzo, muriera inesperadamente, en 2001, con tan solo 56 aos. Ella cogi las riendas de su educacin. Los quiso y cuid como si fueran los hijos que la naturaleza nunca le dio, algo que ella aceptaba con resignacin pero entereza. “No soy madre, pero hago de padre para mis sobrinos. Me dan algo que hacer y estoy feliz. Soy un poco su padre, pueden contar conmigo para cualquier problema. Los amo: cuando no trabajo estoy con ellos, vienen a verme…”, comentaba hace tiempo en Oggi. Se cree que a ellos ha ido a parar otro tanto por cierto de la herencia.

Otras personas importantes en la vida de Raffaella fueron las tres hijas del primer gran amor de la artista, Gianni Boncompagni, la de Bolonia ayud a su expareja a cuidarlas durante el tiempo que convivieron ante la ausencia de la madre. Una de ellas, Brbara, es incapaz de olvidar lo que signific para ellas: “La recuerdo como Mary Poppins. Era un huracn en casa. Pap era un hombre que viva solo con tres hijas y se puede imaginar en qu estado encontr la casa cuando vino a vivir con nosotras. Yo era la ms pequea, y para todas nosotras fue como una madre. Tenamos en comn el hecho de que a ella le haba abandonado su padre, a nosotras, la madre”, explic al Corriere della Sera.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

We would love to thank the author of this post for this awesome material

El misterio de la herencia de Raffaella Carr un ao despus de su muerte

Take a look at our social media profiles and also other related pageshttps://celebritynews.fuzzyskunk.com/related-pages/