Los secretos de Andrew Garfield: por qué renunció al sexo y su historia de amor con Emma Stone

Andrew Garfield reveló cuánto tiempo estuvo sin sexo para preparar su papel en “Silencio” (Getty Images)

El actor Andrew Garfield, quien interpretó en dos oportunidades a Peter Parker en “Spider-Man” en la pantalla grande, dice que es “un hombre gay, aunque sin el acto físico”. No descarta tener una relación con un hombre. “Quizás tenga un ‘despertar’ más tardío en mi vida”, se sinceraba tiempo atrás. El dos veces nominado al Oscar de 39 años actualmente protagoniza “Under the Banner of Heaven”, la primera miniserie que lo tiene como protagonista y que recientemente le valió su primera nominación al Emmy.

Sin miedo a mostrarse vulnerable, el intérprete admitió cómo “Tick, Tick… Boom!”, la película dirigida por Lin-Manuel Miranda para Netflix, lo ayudó en el proceso de duelo tras perder a su madre durante el rodaje. Entre lágrimas, Andrew contó cómo su protagónico fue importante para sanar. En una entrevista con The New York Times, el actor reveló que su madre perdió una larga lucha contra el cáncer de páncreas durante la pandemia. “Ella es quien me mostró a dónde se suponía que debía ir en mi vida. Ella me puso en un camino”.

Filmar el musical le permitió lidiar con toda esa angustia de una manera especial. “No quería que esta película terminara. Fue una oportunidad de poner mi dolor en el arte, en este acto creativo”. Su valentía para sobrellevar una pérdida sin dejar de trabajar rindió frutos cuando fue reconocido por la Academia de Hollywood con una nominación como mejor actor en su última escandalosa edición por la bofetada de Will Smith a Chris Rock.

Sus días sin sexo

Andrew Garfield se mantuvo célibe durante el rodaje del filme de Martin Scorsese, "Silencio", en el que encarnaba a un monje jesuita. Cree que no hay que confundir actor de método con el ego (Getty Images)
Andrew Garfield se mantuvo célibe durante el rodaje del filme de Martin Scorsese, “Silencio”, en el que encarnaba a un monje jesuita. Cree que no hay que confundir actor de método con el ego (Getty Images)

En 2016, Garfield vivió una de las experiencias más intensas de su carrera profesional mientras rodaba la película “Silencio” de Martin Scorsese. El actor era muy consciente de que el prestigioso director había trabajado anteriormente con intérpretes dispuestos a hacer casi cualquier cosa para impresionarlo, así que quería estar a la altura.

En la película tuvo la oportunidad de trabajar al lado de Adam Driver y Liam Neeson. Seis años después del rodaje, el intérprete británico ofreció detalles de la intensa preparación a la que se sometió para meterse de lleno en el papel de un sacerdote jesuita.

Durante una charla con el actor y comediante Marc Maron, Garfield salió en defensa de ser un actor de método, como se denomina a las técnicas de actuación basadas en el sistema Stanislavski. Aseguró que este tipo de abordaje a un personaje no le daba carta blanca tanto a él como a ninguno de sus colegas para comportarse como un tirano en el set.

Los actores y actrices de método están mal vistos en los últimos años, en parte por las excentricidades de algunas celebridades de cara a meterse o bucear en un papel. Personalidades del cine como Robert De Niro o Al Pacino, y recientemente Christian Bale o Joaquin Phoenix, sí han honorado dicha técnica interpretativa. Mientras que Mads Mikkelsen y Sebastian Stan se han referido al método como “peligroso” y “autoindulgente”.

El empeño de muchos actores por sumergirse hasta el final en la psiquis de los personajes sigue teniendo fervientes defensores. Como Andrew Garfield, sin ir más lejos.

Andrew Garfield en una escena de la película "Silencio" (2016)
Andrew Garfield en una escena de la película “Silencio” (2016)

El dos veces nominado al Oscar contó que abordó su personaje en “Silencio” desde dicha perspectiva. Dijo que pasó un año estudiando el catolicismo y siguiendo a un sacerdote jesuita en Nueva York, al padre James Martin, para saber cómo interpretar el papel. “Se convirtió en mi amigo y en una especie de director espiritual durante un año”, reveló.

Además, se involucró en varias prácticas religiosas. Una de ellas, relató, fue un retiro espiritual de 31 días, en el que tuvo que meditar acerca de la vida de Jesucristo. Adicionalmente, el intérprete practicó la castidad por 6 meses y se privó de la comida.

Hice un montón de prácticas espirituales cada día, creé nuevos rituales para mí. Me mantuve célibe durante medio año y ayuné mucho, porque Adam y yo teníamos que perder mucho peso”, confesó Garfield en su entrevista sobre el abordaje extremo que eligió para dicho trabajo “Viví algunas experiencias bastante salvajes y alucinantes”.

Esto sacrificios acabaron dando sus frutos y se convirtió en un actor respetado por sus colegas en Hollywood, pero Andrew dejó en claro que meterse a fondo en un personaje no tiene porque convertirte en un “idiota”. “Estoy un poco molesto por la idea errónea de que ‘actuar con métodos es una mierda’”, compartió el californiano. “Se trata solo de vivir con sinceridad en circunstancias imaginadas y no ser un imbécil con todo el mundo en el set”.

Andrew Garfield bajo las órdenes de Mel Gibson en la película "Hasta el último hombre"
Andrew Garfield bajo las órdenes de Mel Gibson en la película “Hasta el último hombre”

No fue la única vez que el actor puso el cuerpo para destacarse en la pantalla. Bajo dirección de Mel Gibson, Garfierld protagonizó “Hasta el último hombre”, donde interpretó la historia real de Desmond Doss, el primera objetor de conciencia que se negó a portar armas en el frente, y que fue condecorado con la Medalla de Honor por haber salvado la vida a más de setenta hombres bajo el constante fuego enemigo durante la batalla de Okinawa, en la Segunda Guerra Mundial. Su extraordinario trabajo en el drama bélico -que marcaba el regreso al cine de Gibson-le valió su primera nominación al Oscar como mejor actor.

Durante la promoción de la película en 2016, Gibson no tuvo más que halagos para su estrella. “No es el típico héroe, aunque creo que por dentro sí. Es un hombre con convicciones y principios muy claros. Es un gran actor, tiene un don”. La mayoría de las escenas de acción fueron filmadas de manera más realista posible ya que Gibson no quería muchos efectos digitales en el filme, que recibió seis nominaciones de la Academia.

Andrew Garfield y Mel Gibson (Getty Images)
Andrew Garfield y Mel Gibson (Getty Images)

“Rezo porque mis personajes me afecten. Eso necesita para seguir amando su trabajo.

Garfield, que tiene en su currículum variado entre superproducciones y películas más indie, ha dicho que aprovecha su fama para posicionarse a favor del matrimonio homosexual o en contra del racismo y la desigualdad. Aunque prefiere que sus filmes hablen por él. “Mi manera de protestar es contar historias que puedan cambiar las mentes y los corazones de las personas, y quizás inspirarlas para que sean más ellas mismas”, afirmó.

Por eso se sumó a “Hasta el último hombre”. Trabajar bajo las órdenes de Mel Gibson también fue clave. “Leí el guion y me pareció muy poderoso. Pensé: ‘¡Que nadie lo haga, quiero ser yo!’. A veces llegan proyectos que te golpean y te piden subir a bordo”.

Su carrera fue en ascenso. Los directores y críticos han empezado a notar cada vez más ese actor delgaducho con una enorme capacidad emotiva. Un hombre vulnerable que de niño sufrió acoso escolar por mostrarse quién era sin vergüenza. De ahí que se refugiara en los cómics de “Spider-Man”. Confiaba en que algún día el héroe lo rescataría. Y lo hizo.

“Spider-Man” le abrió los ojos sobre la realidad de la industria

Andrew Garfield tenía 27 años cuando filmó "The Amazing Spider-Man". Para 2014, con el lanzamiento de la secuela, el actor ya había cumplido sus 31 años (Sony Pictures)
Andrew Garfield tenía 27 años cuando filmó “The Amazing Spider-Man”. Para 2014, con el lanzamiento de la secuela, el actor ya había cumplido sus 31 años (Sony Pictures)

Aunque nació un 20 de agosto de 1983 en Los Ángeles, fue criado en Epsom, Inglaterra. De esta manera, comenzó una larga trayectoria en los escenarios británicos, luego de formarse en la Royal Central School of Speech and Drama de la Universidad de Londres. Su primer trabajo real fue en Starbucks. Poco a poco, la actuación lo llevó nuevamente a los Estados Unidos para transformarse en uno de los más buscados de Hollywood. En sus días como un novato yendo de una audición a otra buscando una oportunidad, vivió en la misma casa con Jamie Dornan, Robert Pattinson y Eddie Redmayne. Entre cervezas y pizzas congeladas, este grupo de amigos desconocidos lograron convertirse en los nuevos galanes del cine.

Si bien su debut cinematográfico fue en 2007, no fue hasta tres años más tarde cuando obtuvo reconocimiento a nivel internacional. En 2010, Garfield interpretó al empresario Eduardo Saverin en el drama “Red Social”, el filme que fue dirigido por David Fincher. Con su rol secundario, se alzó con nominaciones como Mejor Actor de Reparto en los BAFTA y en los Globos de Oro. Fue así que entró en el radar de los grandes productores y lo llevó a conseguir uno de los roles más codiciados en el género de los superhéroes: Peter Parker. En 2012, fue seleccionado por Sony Pictures para protagonizar “The Amazing Spider-Man”, y en 2014, logró repetir su rol con “The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro”.

Pero la industria no es fácil incluso si estás en el cima del éxito. Garfield fue testigo y víctima de los intereses del negocio y tuvo que aprender por las malas lo duro que puede llegar a ser. Después de la exitosa trilogía de “Spider-Man” protagonizada por Tobey Maguire, Kirsten Dunst y James Franco, y dirigida por Sam Raimi, llegó Garfield. Después de la segunda parte de la franquicia, una tercera había sido anunciada, para al final ser cancelada. La razón de esto es que Sony decidió dar paso a la nueva serie de películas del Hombre Araña con Tom Holland, empezando por “Spider-Man: De Regreso a Casa”.

Ser reemplazado por otro actor en la popular saga lo hizo entender que el mundo del cine puede ser cruel. “Pasé de ser un niño ingenuo a crecer. ¿Cómo pude imaginar que iba a ser una experiencia pura? Hay millones de dólares en juego y eso es lo que guía el barco. Fue un gran despertar y me dolió”, dijo en una entrevista para The Guardian en 2021.

Andrew Garfield, Tom Holland y Tobey Maguire en "Spider-Man: No Way Home"
Andrew Garfield, Tom Holland y Tobey Maguire en “Spider-Man: No Way Home”

Además, Garfield opinó que en las producciones de superhéroes, lo más importante no es la esencia del personaje, sino las ganancias en la taquilla. Y declaró que encuentra demasiado triste el hecho de que los estudios simplemente se guíen por los números.

Pese a ese sentimiento agridulce que le quedó por no tener su trilogía propia.como “Spider-Man”, el estadounidense volvió a ponerse en la piel de Peter Parker para un cameo para “Spider-Man: Sin Camino a Casa”, que se estrenó con gran éxito el año pasado.

En diálogo con la revista especializada Variety, Garfield expresó que sintió un sincero entusiasmo ante la idea de verse junto a Tom Holland y Tobey Maguire, los otros dos Spider-Man, en acción, y que lo cautivó el profundo “viaje espiritual” que implicaba ver al personaje junto a una versión más joven y más adulta de él mismo. Por otra parte, destacó lo mucho que se divirtió filmando junto a sus compañero de elenco: “Trabajamos juntos a lo largo de dos semanas, y creo que logramos algo que va más allá de aparecer y saludar”.

El encanto de “Peter Parker”: su historia de amor con Emma Stone

Andrew Garfield y Emma Stone estuvieron juntos entre 2011 y 2015 (Getty Images)
Andrew Garfield y Emma Stone estuvieron juntos entre 2011 y 2015 (Getty Images)

Todos los actores que han interpretado al famoso “Spider-man” terminaron perdidamente enamorados de sus respectivas co-protagonistas. Pese a las advertencias, Tom Holland y Zendaya viven su romance al máximo. Sin embargo, el destino fue diferente para los otros dos actores que le dieron vida al superhéroe: Tobey Maguire y Andrew Garlfield.

La saga de romances en el set de “Spider-Man” la comenzaron Tobey Maguire y Kirsten Dunst que le regalaron a la audiencia uno de los besos más románticos bajo la lluvia. La química entre ellos traspasó la pantalla. Los actores ocultaron su romance que, incluso, el director Sam Raimi confesó no haber estado al tanto de su relación, hasta que ambos se lo dijeron. “Tenía algunas preocupaciones porque si pasaba algo entre ellos, perdieran la química en pantalla”, confesó Raimi. Para la segunda película ya no estaban juntos. Actualmente, Dunst tiene dos hijos con Jesse Plemons, mientras que Maguire también tiene dos hijos con la diseñadora de joyas Jennifer Meyer, de quien se separó en 2016.

Diez años después, en 2011, fue el turno de Andrew Garfield y Emma Stone, que se convirtieron en una de las parejas favoritas en Hollywood. Según confesó la propia actriz, el romance surgió debido a las bromas que se hacían el uno al otro mientras filmaban.

Y, a finales de 2012, en una entrevista con el canal MTV News, Andrew confesó cómo comenzó este amor: “Nos llevamos muy bien como compañeros entre tomas. No era realmente consciente de lo que estaba pasando”, fueron sus palabras.

Durante cuatro años y siempre con una gran sonrisa, los actores protagonizaron una de las relaciones más populares. Su noviazgo duró hasta 2015. Nunca se supo, con exactitud, cuándo decidieron rompieron ni tampoco el por qué. Al parecer, todo terminó no por falta de amor si no por la agenda tan apretada que ambos actores tenían. Lo que es seguro es que tomaron caminos separados en buenos términos. En la actualidad, siguen en contacto.

Andrew Garfield con su ex novia Alyssa Miller
Andrew Garfield con su ex novia Alyssa Miller

En 2016, la revista Vogue le preguntó a ella por su separación y la intérprete aprovechó para decir que Andrew “es alguien a quien sigo queriendo mucho”. El año pasado, el actor volvió a hablar de su ex en una entrevista cuando confesó que fue una de las que se creyó su mentira de que no estaría en “Spider-Man: No Way Home”. Actualmente, Emma está casada con el director Dave McCary, con quien comparte una hija nacida en 2021, mientras que Garfield estuvo saliendo un breve tiempo con la modelo Alyssa Miller, de 32 años.

En Instagram del 4 de abril, la modelo confirmó ella y Andrew ya no eran pareja y al mismo tiempo dejó en claro que quedaron en buenos términos.Si van hablar al menos usen una linda foto. Te amo AG”, escribió en la descripción de la foto. La instantánea que usó Alyssa parece ser una selfie tomada en 2022 cuando iban camino a un evento de Hollywood.

Garfield mantiene sus relaciones en privado. En una entrevista de noviembre de 2021 con Bustle, habló sobre esta decisión de mantener su vida amorosa fuera del centro de atención. “No estoy a la vista del público en gran medida porque lo he diseñado de esa manera para mí. Lucho por mi derecho a una vida privada y personal”, compartió.

SEGUIR LEYENDO:

We would like to say thanks to the writer of this write-up for this awesome content

Los secretos de Andrew Garfield: por qué renunció al sexo y su historia de amor con Emma Stone

Check out our social media profiles along with other pages related to themhttps://celebritynews.fuzzyskunk.com/related-pages/